Algodón

ALGODÓN

Es una planta cuya fibra se extrae para la fabricación de textiles y pertenecen al grupo de textiles de origen vegetal. Esta fibra vegetal crece alrededor de las semillas de la planta del algodón, género Gossypium, pertenece a la familia de las malváceas, originario de las regiones tropicales y subtropicales. Existen diferentes especies autóctonas en América, África o la India.
Los primeros cultivos del algodón se sitúan en México hace unos 8.000 años, la especie cultivada habría sido Gossypium hirsutum. En Asia se cultivó
hace unos 7.000 años y se desarrolló hasta la industrialización moderna de la India. En Persia, la historia de algodón se remonta a la época aqueménida. En Perú, el cultivo de la especie local de algodón, Gossypium barbadense, fue la columna vertebral del desarrollo de las culturas Andinas costeras, como la Moche y Nazca. Los españoles, tras su llegada a América llevan la fibra a Europa a finales de la Edad Media. Debido a su parecido con la lana, los europeos de aquella época llegaron a imaginar que el algodón tenía que ser producido por una planta de ovejas. Estos mitos se reflejan en el nombre del algodón en algunos idiomas europeos, como el alemán Baumwolle (Baum – árbol, Wolle – lana). A finales del siglo XVI, el algodón se cultivaba en todas las regiones cálidas de Asia y de América. El algodón Pima Peruano (Gossypium barbadense) es una de las fibras de mayor suavidad dada a su fibra extra larga. Por la industrialización y la forma de vida moderna el algodón comprende el 50% de la fibra consumida mundialmente (el otro 50% es poliéster). El total de la superficie utilizada para el cultivo de algodón no ha cambiado significativamente en los últimos 80 años, pero su productividad se ha triplicado. Esta alza en productividad es atribuida a la aplicación de grandes cantidades de pesticidas (término genérico adjudicado a insecticidas, herbicidas y fungicidas) y fertilizantes a los cultivos de algodón.? El gasto en pesticidas en el cultivo del algodón convencional es un 50% del costo total de la producción en la mayor parte del mundo. Los pesticidas son altamente tóxicos para el ser humano y afectan gravemente el sistema nervioso además de contaminar las napas subterráneas, es decir el agua. Muchos de estos pesticidas permanecen en el textil, emanan a nuestro aire y son absorbidos por la piel del portador. La organización mundial de la salud (WHO) estima que el número de personas que muere accidentalmente envenenado por pesticidas en el área agrícola cada año, fluctúa entre 20 mil y 40 mil, la mayor parte de ellos en países en desarrollo. Los efectos del cultivo del algodón convencional en el medioambiente son: La reducción de la fertilidad de los suelos, Pérdida de biodiversidad, Contaminación de las aguas y Problemas significativos a la salud causados por la exposición a pesticidas altamente tóxicos (Laursen, Hansen 1997; Myers, Stolton 1999). Para cultivar 1kg de algodón Convencional, se requieren 8.000 litros de agua y en consecuencia uno de los cuatro lagos más grandes del mundo, con una superficie de 68.000 kms2, el mar de Aral, se ha secado casi por completo, ya que sus aguas han sido desviadas hacía regadíos para el cultivo del algodón. El problema de los cultivos convencionales es que el agua utilizada es contaminada con agentes tóxicos, por lo que queda inutilizable. El cultivo de Algodón Orgánico busca la producción bajo estándares ecológicos y tiene como intención cultivar desde una práctica sustentable.

> Ver todas las materias primas