LlAMO

pertenece a la familia de camélidos y nos referimos a su pelo como fibra. Al igual que la Alpaca su fibra es parcialmente hueca, de 20 a 70 micras en diámetro lo que la hace aislante y al mismo tiempo más liviana que la lana. Las fibras provenientes de los camélidos sudamericanos se agrupan comercialmente bajo la denominación de fibras laneras finas, apreciadas o preciosas, las que representan sólo el 2,6% del total de las fibras laneras que se comercializan en el mundo; particularmente las fibras textiles provenientes de estos camélidos domésticos y silvestres constituyen el 0,1% de la oferta mundial (FIA, 2008). La diferencia con la Alpaca y Vicuña es que la Llama tiene mayor resistencia; la suavidad de la fibra depende del tipo de raza y parte del cuerpo de donde se obtuvo. Los textiles realizados con estas fibras pertenecen al grupo de textiles de origen animal.

> Ver todas las materias primas