HILADO

Es el proceso mediante el cual se confeccionan cabos, que son conjuntos de fibras, ordenados en una misma dirección y torcidos en conjunto, siendo los cabos los que finalmente se tejen. Para hilar la mota o vellón adelgazado con las manos, se va enrollando en una varilla de madera mientras gira vertical, libremente o apoyado en una superficie, gracias a un peso de madera, piedra o cerámica ubicado en el extremo inferior de la varilla. Se trata de husos con torteras, que al rotar en una dirección constante, ya sea a la izquierda o a la derecha, van estirando las fibras, tensándolas y torciéndolas para formar un primer cabo. Hay hilos de uno o de múltiples cabos, según las necesidades de resistencia, flexibilidad y espesor que el tejedor o la tejedora requieran. Para formar un hilo de múltiples cabos se hilan nuevamente los cabos, ahora torciéndolos entre sí, en la dirección contraria.

Los hilos reciben denominaciones diferentes según el número de elementos que los componen. De este modo, al producto de la primera torsión se le llama “cabo”, al de la primera retorsión se le denomina “hilado”, compuesto de dos o más cabos (Museo Chileno de Arte Precolombino).

> Ver todas las técnicas textiles