Lana

Lana

Nos referimos a lana cuando hablamos de material textil obtenido de la oveja (Ovis aries). Este material forma parte de los textiles de origen animal. La oveja fue domesticada hace 10.000 años y su lana tiene un ondulado natural. Las telas hechas de lana tienen mayor grosor que otros textiles, proveen mejor aislamiento y son resilentes, elásticas y durables. El diámetro de la fibra está entre las 16 micras en la lana superfina del merino y a más de 40 micras en lanas de pelos bastos. La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) estima la producción mundial de lana en torno a 2,1 millones de toneladas al año. Australia produce una quinta parte del total, mientras que China, Nueva Zelandia, Irán, Argentina y el Reino Unido produjeron más de 50 000 toneladas cada uno en 2005. A pesar del auge en la demanda de productos pecuarios en general, la producción de lana ha disminuido en un tercio desde su punto máximo en 1990 (FAOSTAT, 2009), conforme se ha incrementado la producción de algodón y otras fibras naturales y artificiales. Esto crea problemas particulares para los pequeños productores de lana: deben buscar formas para comercializar sus productos en competencia, no solo compiten con productores más grandes y eficientes, sino que también con otras fibras.

> Ver todas las materias primas