TELAR DE ESTACAS Y DE CINTURA

(Horizontal y de cintura)
Horizontal, a veces llamado telar de cuatro estacas, y de cintura, también llamado telar de correa. Mientras que el telar horizontal se une firmemente al suelo con sus cuatro estacas, los telares de correa alcanzan su estabilidad…..
Es en estos telares dónde se manufacturan los tejidos andinos tradicionales, que desde el tiempo prehispánico hasta hoy no han tenido cambios significativos. Con ellos se tejen telas de faz de urdimbre. Las estructuras y técnicas de los textiles andinos, tanto en las piezas arqueológicas e históricas como contemporáneas, se cuentan entre las más complejas del mundo y en nuestros tiempos han alcanzado su máximo desarrollo. (Denise Y. Arnold and Elvira Espejo 2012).
En América, particularmente en el área Andina, los textiles fueron una de las tecnologías más importantes y finamente desarrolladas por las distintas culturas, dando lugar a una de las tradiciones textiles más ricas del mundo. Las condiciones desérticas de la costa y el altiplano andino han sido factores determinantes en la conservación de una gran parte de esta frágil artesanía, con registros que se remontan a 8000 años en algunas regiones.
La relevancia cultural que alcanzaron los textiles en los Andes precolombinos se debe a que se les usó como soporte para la representación de identidad, jerarquías sociales y estados civiles, así como medio de tributo y como símbolo de prestigio social. Prueba de ello son los textiles hechos a telar, los más antiguos conocidos para esta área, provenientes del sitio arqueológico costero de Huaca Prieta, localizado en el valle de Chicama, en el norte peruano. Este conjunto de textiles, fechado entre los años 3000 y 2200 a.C., fueron fabricados con fibras vegetales y con algodón, este último cultivado muy tempranamente en la costa peruana. La fibra pelífera del camélido, animal que tiene su hábitat en las tierras altas, comenzó a utilizarse bastante después.
En el Imperio Inka, los textiles no sólo fueron utilizados para vestir, adornar y representar imágenes, sino que también para registrar hechos y contar historias. Los quipus –del vocablo quechua nudo– fueron implementos de cuerdas de lana anudadas de diversas formas que se utilizaron para registrar información censal y tributaria, pero además para contar historias, genealogías, poemas y canciones, según lo registrado por las crónicas españolas. Hasta hoy, se han logrado descifrar parcialmente los métodos para anotar y guardar datos cuantitativos, pero no se ha podido establecer cómo se usaban estos instrumentos cuando se registraba información sobre mitos e historias (Museo Chileno de Arte Precolombino).

> Ver todas las técnicas textiles